Cómo escoger un sofá


El comprar un sofá genera muchas preguntas, y es normal, pues es una gran inversión. ¿Para qué habitación lo necesitas, y qué tipos de sofás puedes escoger? ¿De qué están hechos? Resulta que lo que llevan por dentro y la calidad de su construcción son de gran importancia si quieres que tu sofá te dure muchos años. Nuestra selección cubre un rango de necesidades de estilo de vida y preferencias de estilo, así que si utilizas esta guía de compra de sofás estarás mejor preparado para encontrar el sillón biplaza, modular, Chaiselonge, de tres asientos o sofá cama perfecto para tu casa.

De momento de dejamos aquí la oferta de sofás que puedes encontrar en Casa Pastor.

 Espacio:

Antes de fijarte en cualquier opción, considera tu espacio. ¿Qué tan grande es la habitación, y dónde planeas poner el sofá? Si te ayuda, dibuja un diagrama de la habitación. En base a la distribución, considera muebles modulares para habitaciones más grandes, y sofás de dos asientos para espacios pequeños.

 

 Estilo:

¿Están buscando mejorar una habitación ahora que los niños se fueron? ¿O son una pareja con hijos pequeños en busca de un sofá relajado para la familia? Las necesidades de tu estilo de vida y tus preferencias personales determinarán el estilo del sofá que elijas. Por ejemplo, un sofá con brazos curvos y cojines anudados satisface una estética más tradicional, y los diseños minimalistas de líneas definidas ofrecen una sensación más contemporánea.

 Armazón:

Sobra decir que entre más resistente sea el armazón es más probable que dure más. Busca armazones de sofá hechos de madera sólida secada al horno para evitar deformaciones, con patas que sean parte del armazón, o taquetes de madera unidos por tornillos de metal y sujetadores. Para una prueba sencilla de armazón, levanta una de las esquinas frontales del sofá aproximadamente de 12 a 15 cm del piso. La pata frontal opuesta se debe levantar a casi la misma altura, indicando que el armazón es una unidad sólida. En un armazón de construcción deficiente la pata opuesta apenas se levantará, lo que tuerce el armazón y eventualmente provoca que sus componentes se aflojen o separen.

 Suspensión:

Cada sofá tiene resortes, entramado o sujetadores que dan soporte a los cojines. Para sentir el sistema de resortes de un sofá, quita los cojines de asiento (si son removibles) y pasa tu mano por la superficie del asiento (la capa de tela que está debajo de los cojines). Las suspensiones de alambres sinuosos con resortes en forma de “S” colocados muy juntos distribuyen el peso uniformemente, creando un asiento más cómodo. Para el estándar por excelencia de los sistemas, busca resortes de ocho vías atados a mano que soporten todos tus movimientos.

Cojines:

¿Cómo encuentras el ajuste perfecto para sentarte? Necesitarás probar diferentes cojines y rellenos de espuma para determinar si quieres una sensación profunda para quedarte o un soporte firme. Averigua de qué materiales está hecho el núcleo y en qué está envuelto. Haz esta prueba rápida: coloca tus manos al centro de cada lado del cojín y presiona; la cercanía que alcanzan tus manos indica la calidad de la espuma utilizada. Lo que buscas es espuma que tenga la suavidad para sentarte cómodamente, pero con la firmeza suficiente para no sentir la cubierta del asiento debajo.

Tapicería:

Con tantos tipos de sofás para escoger, ¿cómo tomas una decisión? Considera tu estilo de vida y qué tipo de desempeño necesitas de la tela o piel. Para cuidados de bajo mantenimiento, busca microfibras sintéticas (poliéster, nylon, acrílico) o mezclas de tela que tengan resistencia natural a manchas y tejidos ajustados que mantengan los derrames en la superficie, en lugar de que sean absorbidos por el núcleo del cojín. Las telas para exteriores también son ideales para familias y áreas de mucho tráfico, pues son fáciles de limpiar y resistentes al desgaste. Si quieres un estilo suave y desgastado (ej. Te gustan las arrugas), considera algodón y lino. Los sofás de piel natural desarrollarán una pátina y se volverán más suaves con el paso del tiempo.

Lo más importante es que investigues y mantengas una mente abierta para encontrar el tipo de sofá que se adaptará a tu vida familiar durante muchos años.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados